Nutricionistas han señalado los beneficios de consumir leche de almendras.

También han destacado que el consumo de leche de almendras es un buen alimento para las personas que no toman productos de origen animal, para quienes padecen intolerancia a la lactosa, celíacos e incluso para mantener los niveles de colesterol sanguíneo en niveles recomendables.


Ese contenido hipercalórico es recomendable en épocas de desgaste físico y en periodos fríos, ya que el metabolismo humano necesita de esas calorías para mantener la temperatura corporal.



Por sus propiedades la leche de almendras ayuda a mantener el colesterol sanguíneo en niveles recomendables como destacan los expertos del Departamento de Fisiología, Farmacología y Toxicología del CEU UCH.

Como han señalado los expertos de la Universidad CEU Cardenal Herrera es recomendable que se consuma “en la parte del día en que se vaya a tener un mayor desgaste físico” y no tanto por la noche “cuando ya no necesitamos alimentos con un aporte energético que no vamos a quemar”.