Plantas para aliviar el estómago

La mayor parte de las plantas actúan directamente sobre la mucosa que recubre la cara interna del estómago: unas crean una capa protectora de mucílagos, como la acacia fasa; otras, secan y desinflaman la mucosa gástrica por su acción astringente, otras compensan el exceso de acidez, como la zanahoria, la yuca o la calabazera.

Sin embargo, hay también plantas que actúan sobre el estómago por vía sanguínea, tras haber pasado a la sangre en el intestino. Las paredes del estómago están muy vascularizadas, y a través de ellas circula una cantidad importante de sangre.

Cada día, el estómago segrega hasta cuatro litros de jugo gástrico, compouesto básicamente por agua, ácido clorhídico, pepsina, mucoproteínas y un factor antianémico conocido como el factor intrínseco de Castle. Son numerosas las plantas medicinales que estimulan la producción de jugo gástrico sin irritar ni inflamar la mucosa del estómago, contribuyendo de esta forma a facilitar y acelerar los procesos digestivos.


Las plantas medicinales ejercen también una notable acción curativa en la úlcera de estómago, que es la enfermedad más frecuente de este órgano. El regaliz, la col y la caléndula destacan por su capacidad para cicatrizar las lesiones ulcerosas; el aloe vera, el lino, por su acción protectora sobre la mucosa gástrica, crean una capa en el interior del estómago que le aisla del contacto con el corrosivo ácido clorhídrico del jugo gástrico.